Categorías
Artículos Aviación civil Aviación militar

Aeronaves nombradas: “El Salvador”

Actualmente en el mundo de la aviación es relativamente fácil identificar tanto a helicópteros como aviones por su fabricante, modelo y número de cola, además, se puede reconocer a que país o compañía aérea pertenecen gracias a su bandera, escarapela aeronáutica (aviación militar) y librea de la aeronave.   Algo que generalmente pasa desapercibido es que muchas aeronaves poseen nombre propio y a veces apellido.

*  *  *

Escarapela aeronáutica (roundel): es el emblema, generalmente de forma circular, que se utiliza en las fuerzas aéreas como distintivo para indicar nacionalidad de las aeronaves. De acuerdo al esquema de pintura utilizado, estos pueden ser de alta o baja visibilidad.

Librea de una aeronave (Aircraft Livery): es el conjunto de insignias integrales que incluyen colores, gráficos y tipográficos que los operadores (aerolíneas, gobiernos, fuerzas aéreas, propietarios privados y corporativos) aplican a sus aeronaves.

Imagen 1. Escarapela de la FAS de alta y baja visibilidad.

*  *  *

Casi desde los inicios de la aviación se volvió frecuente asignar nombre a algunas aeronaves, a fin de honrar a personajes ilustres, países, regiones, lugares emblemáticos y hasta animales nativos de una zona geográfica.  El origen de esta costumbre en aviación, puede remontarse a la antigua tradición naval de bautizar a las embarcaciones cuando son puestas por primera vez en el mar, luego de su construcción y antes de entrar en servicio.  Cada operador define los criterios para nombrar a sus aparatos, algunas veces como homenaje, motivos simbólicos y en el caso de la aviación comercial como una estrategia comercial. 

La Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS), a pesar de no estar contemplado en su doctrina, tuvo en sus inicios la costumbre de bautizar algunas de sus aeronaves, posiblemente influenciado por las tradiciones de los aviadores europeos que colaboraron con el desarrollo de la institución; ejemplo de ello fue cuando Enrico Massi surcó por primera vez el cielo salvadoreño el 02 de marzo de 1923, procedente de Honduras, lo hizo en el  Caudron G.III, bautizado “Vittorio Véneto”.

El lunes 11 de enero de 1926, se realizó el bautismo simultáneo de 15 aviones pertenecientes a la Flotilla Aérea Salvadoreña, en el aeródromo de Ilopango (Texto tomado del libro Historia de la Fuerza Aérea Salvadoreña / Douglas A. Cornejo Escobar / 2002): “El bautismo de los nuevos pájaros de acero fue, sin duda, la parte más culminante de la ceremonia.  Eran catorce aviones que correspondían a igual número de Departamentos de la República y el Gerardo Barrios, obsequiado por el Doctor Quiñonez”

Imagen 2. Avión Hanriot H320 “Sonsonate” FAS (Archivos F/A)

Otro ejemplo son los aviones Standard J-1 que portaron los números de cola S-1, S-2 y S-3 y fueron bautizados como “Atlacatl”, “Gloria” y “Cuscatlania”, respectivamente. 

En el caso de ala rotativa se puede mencionar al SA-316B Alouette III (c/n 1888), que fue utilizado como helicóptero VIP por el ex presidente Arturo Armando Molina (1972 -1977) y fue nombrado “Cuscatleco” (Te invitamos a leer: https://flotilla-aerea.com/2019/06/28/aeronaves-presidenciales-en-el-salvador-ii/).  No se debe confundir el nombre asignado en un acto formal de bautizo de un aparato con los “nose art” que han adornado aviones y helicópteros, tampoco con el nombre de los encargados directos de su mantenimiento. 

Imagen 3. SA-316B Alouette III YS-001 “Cuscatleco” FAS (Pierre Gilard).

En la aviación civil y comercial de nuestro país, también se ha practicado la tradición de asignar nombre a las aeronaves, tal es el caso de algunas aerolíneas y aviones particulares.

ALA.

Aerovías Latino Americanas SA inició sus servicios de transporte aéreo internacional con dos aeronaves C-47 el 18 de mayo de 1946, a estos aviones que portaron las matrículas YS-30 (msn 4461) y YS-31 (msn 9090), se les asignó el nombre “Cuscatlán” y “San Miguel”.

AESA.

Aerolíneas El Salvador SA (1960 – 1991) bautizó a dos de las siete aeronaves utilizadas a lo largo de sus 31 años de operación con los nombres de próceres de la independencia: DC-6F (msn 45537) matrícula YS-05C “José Simeón Cañas” y DC-6BF (msn 45217) matrícula YS-39C “Gral. Manuel José Arce”.

Imagen 4. DC-6 YS-05C “José Simeón Cañas” de AESA (Mesquita Coll.)
Imagen 5. YS-39C “Manuel José Arce” de AESA (Dany Grew)

TAES.

Transportes Aéreos El Salvador operó en la segunda mitad de la década de los 80’s y principios de los 90’s dos aviones C-47A matrícula YS-43C (msn 25449) y YS-53C (msn 12393) que fueron nombrados “El Pícaro” y “Pluto” respectivamente.  Actualmente el ex YS-53C ahora porta la matrícula YS-347E y a pesar de que no tiene visible su nombre, es llamado “Pluto” por una buena parte de la comunidad aeronáutica en el país.

Imagen 6. C-47 YS-43C “El Pícaro” de TAES (TAES)

TACA.

Considerando la gran cantidad de aeronaves que formaron parte de la flota de TACA a través de los años, fueron pocas las ocasiones en que la compañía asignó nombre propio a sus aparatos, tal es el caso de los cuatro jet de pasajeros BAC 1-11, operados entre diciembre de 1966 y junio de 1988 y que fueron llamados: CENTROAMERICANO, EL SALVADOR, IZALCO y POAS. (Te invitamos a leer: https://flotilla-aerea.com/2020/08/01/taca-bac-one-eleven/). 

En agosto de 1978 TACA recibió el primero de 28 aviones B-737 en su flota: el B-737-2A1 (msn 21599) matrícula YS-08C que fue bautizado como “Barlovento” (m. Mar. Parte de donde viene el viento, con respecto a un punto o lugar determinado), siendo la única aeronave de ese modelo en tener un nombre asignado, fue utilizado hasta que la compañía adoptó el nuevo livery en sus aviones.

Imagen 7. B-737 YS-08C de TACA “Barlovento” (Gary Vincent 1980)

Finalmente el A-320-233 (msn 1624) matrícula EI-TAB que operó con TACA entre junio de 2002 hasta febrero de 2005, fue bautizado como “MENSAJERO DE LA ESPERANZA” en julio de 2002, al ser el transporte oficial durante la visita que realizó el papa Juan Pablo II desde Canadá a México y Guatemala.  Ese nombre lo utilizó aún después, cuando fue operado por Cubana de Aviación (Wet Lease de TACA).

Imagen 8. A-320 de EI-TAB TACA “Mensajero de la Esperanza” (Nathan Zalcman)
Imagen 9. A-320 EI-TAB de CUBANA “Mensajero de la Esperanza” (Tobías Werner)

VECA.

Vuelos Económicos Centroamericanos operó dos aeronaves A-319 durante los 26 meses que se mantuvo en operación.  En noviembre de 2014 recibió y bautizó al A-319-132 (msn 2718) matrícula N-1235V con el nombre de “Monseñor Romero El Salvador”.  Tristemente esta aeronave ya fue desguazada (Te invitamos a leer: https://flotilla-aerea.com/2018/04/29/las-aeronaves-de-veca-airlines/).

Imagen 10. A-319 N-1235V “Monseñor Romero El Salvador” de VECA (Unk 2016)

El Christen Eagle II matrícula N-531BC (serie Rutledge-0001) ha sido bautizado como “Baby Lu” por su propietario, el Capitán Carlos Dárdano.

Imagen 11. Christen Eagle II N-531BC “Baby Lu” de Carlos Dárdano (Mario A 2019)

Es curioso, que tanto en la FAS como en la aviación civil y comercial nacional solamente una aeronave ha portado el nombre “EL SALVADOR”, mientras que tres aparatos de aerolíneas extranjeras han lucido el nombre de nuestro país.

*  *  *

EL SALVADOR, designación que tiene como origen el nombre que los españoles dieron a la primera villa de San Salvador (bajo la advocación de Divino Salvador del Mundo) fundada en tierras conquistadas del Señorío de Cuscatlán en 1524.

En 1540 recibió el título de “Alcaldía Mayor de San Salvador”, con el fortalecimiento de la presencia hispánica y desarrollo de nuevas ciudades, la corona española elevó su estatus a “Provincia de San Salvador”.

En 1824, producto de la unión de las provincias de Sonsonate y San Salvador se fundó el Estado Salvadoreño, dando lugar al nombre oficial de “Estado de El Salvador” o “República de El Salvador”  (establecido en la primera Constitución promulgada el 12 de junio de 1824), pero por una usanza de la época prevaleció la costumbre de escribir el nombre utilizando la contracción “del” y por ello, desde 1841, se escribió de las dos maneras: República de El Salvador y República del Salvador.

El 7 de junio de 1915, durante la administración del presidente Carlos Meléndez, fue emitido un decreto legislativo publicado en el Diario Oficial Nº 133 (tomo 78, de fecha 9 de junio de 1915) aclarando la forma correcta de escribir el nombre de nuestro país.  A pesar de esta resolución explicativa, el doble uso del nombre no terminó, creando problemas diplomáticos y legales.

Casi 43 años después, durante la administración del Teniente Coronel José María Lemus, se emitió el Decreto Legislativo Nº 2737 publicado en el Diario Oficial Nº 210 (tomo 181, de fecha 11 de noviembre de 1958), añadiendo al texto del 7 de junio de 1915 la prohibición de suprimir la palabra “El” cuando fuera asociado a las palabras “República” o “Estado”. Asimismo, se determinó la reserva del derecho a contestar cualquier documento o suscribir cualquier convenio donde apareciese escrito incorrectamente el nombre oficial de la República.  Es así como, finalmente, el nombre oficial del país centroamericano se consolidó como: República de El Salvador.

Imagen 12. Decretos Legislativos 1915 y 1958.

*  *  *

Aeronaves que han sido bautizadas con el nombre de EL SALVADOR

Transportes Aéreos Salvadoreños (TAS).

En el mes de agosto de 1934 se fundó en San Salvador, la Sociedad Colectiva Mercantil «Sosa Munés y Cía» para explotar el negocio del transporte aéreo bajo el nombre comercial de Transportes Aéreos Salvadoreños «TAS», convirtiéndose en la primer aerolínea del país; esta funcionó por aproximadamente cinco años.

En junio de 1938 TAS adquirió un avión Hamilton H-45 Metalplane (c/n 66) ex NC-876H que fue operado solamente por dos meses con la compañía;  Esta aeronave portó las marcas de nacionalidad salvadoreña, la matrícula YS-3 y utilizó el nombre “EL SALVADOR”, pintado a ambos lados en la parte posterior de su fuselaje.

Actualmente algunas de las piezas de esta aeronave con exhibidas en el Alaska Aviation Museum.

Imagen 13. H-45 NC-876H en California c.1938, antes de ser adquirida por TAS (Costal Air Freight).

Pan American Airlines (PANAM).

El lunes 27 de abril de 1964 fue inaugurada oficialmente la nueva pista del aeropuerto internacional de Ilopango, el primer aterrizaje de una aeronave de gran tamaño en las nuevas instalaciones le correspondió al Boeing 707-321B (cn 18338/287) matrícula N-763PA de la compañía PANAM (Te invitamos a leer: https://flotilla-aerea.com/2014/05/17/msss-pista-15-33-cumple-50-anos/). 

Al final de esa semana, viernes 1º de mayo, directivos de PANAM junto con autoridades de gobierno encabezados por el ingeniero Julio Noltenius, Ministro de Obras Públicas y el Arzobispo de San Salvador, Monseñor Luis Chávez y González realizaron el acto de bautismo del N-763PA Jet Clipper, que fue nombrado “EL SALVADOR”.  Este B-707 voló con ese nombre hasta principios de la década de los 70’s.

Imagen 13. Bautismo del B-707 N-763PA «EL SALVADOR» de PANAM (Peñate Sambrano)

Transportes Aéreos Centroamericanos (TACA).

El martes 21 de febrero de 1967, partió desde la planta de ensamblaje en Hurn, (Inglaterra), hacia El Salvador, el BAC 1-11-407AW (c/n 106) matrícula YS-18C (Te invitamos a leer: https://flotilla-aerea.com/2020/08/01/taca-bac-one-eleven/).  A su llegada al aeropuerto de Ilopango ser realizó la ceremonia de bienvenida y bautismo del novedoso jet, que portaría el nombre de “EL SALVADOR”, hasta que la compañía adoptó el nuevo livery para sus aeronaves a principio de los 80’s.

Imagen 14. BAC 1-11 YS-18C “EL SALVADOR” de TACA (Peñate Sambrano)

IBERIA

Esta aerolínea española con una larga trayectoria desde 1927 tiene por costumbre asignar nombres a todas las aeronaves que componen su flota.  En toda su historia, dos aviones de pasajeros han sido bautizados con el nombre: EL SALVADOR.

El día jueves 20 de julio del año 2000, IBERIA recibió el Boeing 757-256 (msn 29308) EC-HIR con capacidad para 202 pasajeros y fue nombrado “EL SALVADOR”.  Este avión operó con la compañía desde esa fecha hasta el 20 de agosto de 2005.  La fuerte presencia de Iberia en América Latina, llevó a la compañía a utilizar nombres de países del continente para todos los Boeing 757 que operó entre 1997 y 2006.

Imagen 15. B-757 EC-HIR “EL SALVADOR” de IBERIA (Mario Aldana)

El día jueves 27 de junio de 2013, fue despachado de la planta de ensamblaje el Airbus A-330-302 (msn 1426) EC-LXK de IBERIA, bimotor de fuselaje ancho con capacidad para 292 pasajeros en tres clases, siendo el 4º avión entregado de un pedido de ocho aparatos de este modelo para renovar la flota de largo alcance.  El día viernes 28 de junio de ese mismo año, la aeronave fue bautizada con el nombre de “EL SALVADOR” a partir del éxito de las operaciones de la aerolínea en nuestro país. 

Durante la ceremonia, María Esther Fernández (gerente de IBERIA en Centroamérica) afirmó que: “Pasear el nombre de El Salvador por todo el mundo es un motivo de orgullo para Iberia y refleja nuestro compromiso con un destino que todos en la compañía sentimos muy cercano. Comenzamos a volar a San Salvador en 2010 y desde entonces la ruta ha tenido un comportamiento excelente”. 

Actualmente la aeronave sigue volando con IBERIA y es el avión de mayor tamaño que a la fecha ha portado el nombre de nuestro país.

Imagen 16. A-330 EC-LXK “EL SALVADOR” de IBERIA (Alex)

En ningún lugar del mundo la legislación aeronáutica obliga a los operadores asignar nombre a una aeronave, basta con cumplir los lineamientos internacionales referentes a la marca de nacionalidad y matrícula para que puedan ser identificadas.  Algo si es seguro: el nombre propio de un avión o helicóptero desarrolla un sello distintivo en el aparato y se puede decir que hasta le otorga personalidad, generando alrededor suyo un conjunto de historias que seguramente merecerían un artículo exclusivo.  .  En el caso del nombre “EL SALVADOR”, éste ha sido utilizado en cinco aviones a partir de junio de 1938 y en la actualidad solamente uno de ellos se mantiene volando. _

Artículo elaborado por Flotilla-aérea vía Mario A.

______

Fuentes consultadas:

– Archivos F/A

– CENTRAL AMERICAN AND CARIBBEAN AIR FORCES – Dan Hagedorn – Air Britain (Historians), 1993 – ISBN: 978-0851302102.

– EL NOMBRE OFICIAL DE LA REPÚBLICA DE EL SALVADOR – Óscar Meléndez, Carlos Pérez Pineda —1ª edición— San Salvador, ES: Dirección de Publicaciones e Impresos (DPI), 2015 – ISBN: 978-99923-0-274-3.

– HISTORIA DE LA FUERZA AÉREA SALVADOREÑA – Douglas Alcides Cornejo Escobar (2002) – ISBN: 99923-0-076-0.