Categorías
Artículos Aviación militar

שַׁפְרִיר

Shafrir, vocablo hebreo cuya traducción aproximada es dragonfly o damselfly  (Odonatos mejor conocidos como libélulas o damiselas en español).  Fue el nombre asignado al primer misil aire-aire diseñado y construido a partir de 1959 por la firma israelí: RAFAEL ARMAMENT DEVELOPMENT AUTHORITY (nombre utilizado en la década de los 60´s), con el objetivo de dotar a las aeronaves francesas de la IAF, con un misil de fabricación nacional, reduciendo así la dependencia de la importación de armamento extranjero.

Durante las pruebas de este primer modelo se presentaron varias desventajas entre las que figuraban: la baja efectividad al ser disparado contra aeronaves que estuviesen maniobrando y que el objetivo debía encontrarse a +- 10º de la trayectoria de vuelo del avión atacante.  El Shafrir-1 fue cancelado en 1964, para darle paso a un sistema mejorado llamado Shafrir-2.

Imagen 1. Perfil del misil Shafrir-2 (color blanco: misil activo, color celeste: misil inerte) LC.

* * *

El sistema de guía de un misil proporciona datos al sistema de control, para que éste maniobre e intercepte al objetivo, a manera resumida podemos mencionar tres tipos de sistema de guía: 

– Sistema de guía pasivo: Es activado gracias a las emisiones proporcionadas por el mismo objetivo: calor, radio magnéticas, radar, luz o sonido.  

– Sistema de guía semi activo: El sistema de localización del misil se dirige hacia la energía reflejada por el objetivo, quien es iluminado (generalmente por radar o láser) por el avión atacante o por un tercer elemento. 

– Sistema de guía activo: El sistema de localización del misil ilumina y localiza a su objetivo por sí mismo 

Tras su lanzamiento, los misiles de localización pasiva y activa son completamente autónomos, por lo que son conocidos como misiles: fire-and-forget.

* * *

El Shafrir-2 es un misil aire-aire de segunda generación que inició su desarrollo en 1963 y continuó hasta 1969.  Posee un sistema de guía pasiva que detecta, discrimina y se dirige por la emisión infrarroja generada por el objetivo (te invitamos a leer: http://flotilla-aerea.com/2018/05/19/analq-123-analq-144/).  Siendo un misil de tipo “fire-and-forget” le permite al piloto atacante maniobrar su aeronave después del disparo.

Imagen 2. Características técnicas.

Una vez lanzado, el misil arma su carga explosiva en aproximadamente 1.7 segundos (entre 45 y 130 metros de distancia del avión que lo disparó) la cual explotará cuando:

– El misil alcance su objetivo y el interruptor de impacto mida una fuerza superior a 30 G´s.

– Cuando el misil pase cerca del objetivo (a 90º).

– Autodestruyéndose 27 segundos después de ser lanzado.

Cuando el misil detecta un objetivo, el piloto escuchará en el casco una señal de seguimiento de volumen variable.  Cuando la señal se torna lo bastante fuerte para permitir el lanzamiento, habrá un cambio en el tono de la señal audible y se enciende una luz dentro de la cabina, siendo esa la señal para lanzar el misil.

La IAF se adjudica múltiples derribos (más de 100) en el período comprendido entre la Guerra de Desgaste (1967 – 1970) y la guerra de Yom Kippur (1973).  Cabe mencionar que en la actualidad, la mayoría de sistemas de misiles supera con creces las capacidades técnicas del Shafrir-2, pero si consideramos que en la década de los 70´s se encontraban en pleno desarrollo los cazas de tercera generación, podemos considerar al Shafrir-2 como un armamento de tecnología clasificada y letal ante un adversario de similares capacidades.

Con la prohibición de venta de material de guerra por parte de los EUA (después de la Guerra de Legítima Defensa de 1969) el gobierno se vio en la necesidad de adquirir armamento al otro lado del mundo, siendo Francia e Israel los principales proveedores de material aéreo, con  lo que a partir de 1973 en que la Fuerza Aérea Salvadoreña ingresaría a la era del Jet, siendo los cazas MD-450 “Ouragan” las máquinas de combate encargadas de asegurar la defensa de los cielos nacionales.

Es necesario recalcar, como ya se mencionó antes, que en la década de los 70´s los Ouragan y los misiles Shafrir-2 se consideraban como un sistema de armas altamente clasificado, de igual modo era el acceso a las instalaciones de la FAS, por lo que a la fecha no hemos podido encontrar un registro fotográfico de estas aeronaves portando los misiles Shafrir-2; Por otro lado, es un hecho conocido que se llevaron a cabo pruebas de disparo sobre los cielos del litoral salvadoreño y que no todos los Ouragan contaban con el sistema de disparo instalado.

Imagen 3. MD-450 FAS 712 con la estación de disparo del misil Shafir-2 (Archivos FAS)

En la actualidad podemos tener acceso a dos misiles (inertes) en el Museo Nacional de Aviación, siendo estos equipos testigos de una de las tantas épocas de gloria de la Fuerza Aérea Salvadoreña

Imagen 4. Misil inerte en el Museo Nacional de Aviación (Archivos FAS)

 

Imagen 5. Misil inerte en el Museo Nacional de Aviación (Archivos FAS)

Si quiere conocer un poco más de la historia de estas aeronaves y su armamento, te invitamos a leer:

HISTORIA DE LA FUERZA AÉREA SALVADOREÑA – Douglas Alcides Cornejo Escobar (2002) – ISBN: 99923-0-076-0.

HISTORIA CON ALAS DE METAL (1790 – 1986) – Marco Antonio Argumedo Najarro (2016) – ISBN: 978-99961-0-513-5

AEROTÉCNICOS HISTORIAS INCREÍBLES – Herard Von Santos / José Jesús Castillo Blandón (2014) – ISBN: 978-99961-0-402-2

Mario A._

Deja una respuesta