Supersticiones y amuletos.

Gato negro

Superstición: “Creencia que no tiene fundamento racional y que consiste en atribuir carácter mágico u oculto a determinados acontecimientos”.

Es casi imposible numerar la cantidad de supersticiones existentes en cada país o región, las cuales se relacionan con los diferentes ámbitos de la vida del ser humano, desde aquellas que tienen que ver con acontecimientos importantes para las personas (matrimonio, navidad, cumpleaños, viajes) hasta las que están relacionadas con los oficios y profesiones.

Para el caso, la aviación no es ajena a cierto tipo de peculiares  creencias las cuales tienen su origen a principios del siglo XX.  En la Primera Guerra Mundial la esperanza de vida de un piloto era de tan solo tres semanas, por tanto los jóvenes se “protegían” con talismanes o amuletos, creando así las primeras supersticiones en aviación,  pudiendo mencionar a continuación algunas de ellas:

Fotografías antes del vuelo.

Entre los ases de la aviación de la I GM, la superstición más importante era: no ser fotografiado antes de una misión, porque los pilotos sólo registraban sus victorias. Manfred Von Richthofen, el aviador alemán tentó la suerte y voló hacia la catástrofe. El Barón Rojo fue el as más mortífero de la I GM. Todos lo consideraban invencible por causar tantos estragos a los aviones enemigos, sólo alguien como él podía saltarse esa costumbre… Y lo hizo.  En la mañana del 21 de abril de 1918 el Barón Rojo, antes de abordar su triplano, se puso a juguetear con un perro; mientras tanto un visitante del campo de aviación apuntó el objetivo de su cámara hacia aquella imagen del aviador. Lamentablemente para el Barón Rojo, la superstición se cumplió en su caso, ni siquiera él pudo burlarla.

Baron rojo color

Los amuletos.

Un amuleto es cualquier objeto portátil al que supersticiosamente se le atribuye alguna virtud sobrenatural: atraer la buena suerte o asegurar la protección de su dueño.  Para los pilotos, en especial los pilotos militares, los amuletos suelen ser: gemas o piedras, estatuillas, medallas, monedas, dibujos, estampas, colgantes, anillos, etc.

 Nose art.

Algunos elementos que actúan directamente como amuletos en los aviones son los “nose art”. Los pilotos de la II Guerra Mundial llegaron al límite en esta materia. Las proas de los aviones estaban decoradas con figuras (a veces muy elaboradas) cuya función era conjurar las balas y proyectiles enemigos.

 Kamikaze.

Antes de partir en su último vuelo, los pilotos kamikaze participaban en una ceremonia de despedida frente a los hangares, en una larga mesa cubierta con un mantel blanco había comida para ser servida en honor de la última misión con el propósito de desearles buena suerte.  Los pilotos aparecían vistiendo sus gabachas de vuelo, en cuya parte trasera se había dibujado una pequeña bandera nacional, alrededor de los cuellos vestían pañuelos blancos de seda, algunos llevaban un pañuelo blanco anudado sobre sus cascos de vuelo, otros llevaban ramilletes de flores de cerezo o pequeños muñecos u otras mascotas colgando de sus arneses.

 Gremlins.

No nos referimos a la película de 1984.  Un gremlin es una criatura mitológica de naturaleza malévola, popular en la tradición de países de habla inglesa y surgida probablemente a comienzos del siglo XX.

La historia popular describe a los gremlins como capaces de sabotear todo tipo de maquinaria. Esta percepción de las criaturas dio origen a que los pilotos ingleses de la Royal Air Force (RAF), durante la Segunda Guerra Mundial, narraran un cuento que intentaba atribuir los accidentes frecuentes que sucedían en sus vuelos a la acción de estos seres fantásticos. Se comentaba que debido a que los gremlins eran criaturas que destruían todo, su existencia podía explicar las caídas de aviones, sin necesidad de que fuesen atacados.

Falling Hare

 Repetición de números de cola.

Muchas fuerzas aéreas y líneas aéreas, no utilizan nuevamente el registro (número de cola o número de vuelo) de aeronaves que hayan sufrido un accidente aéreo, más que todo por la creencia de las  tripulaciones de que el mismo número atrae la mala suerte.

 Eliminación de la fila 13.

Muchas compañías aéreas eliminan el número trece, tanto en su numeración de sus vuelos como en las filas de asientos, muy probablemente influenciada por la TRISCAIDECAFOBIA (miedo irracional al número 13).

 Fotografías tocando la hélice.

El origen de esta superstición me es incierto, la primera vez que la escuché fue de boca del Tcnel. PA José Roberto Corleto (Q.E.P.D) antes de que iniciara mi curso de vuelo.  Pues es sabido que todo piloto o estudiante a piloto suele tomarse alguna fotografía a la par de la aeronave que vuela, pero ojo: “Nunca se vaya a tomar una fotografía tocando la hélice de la aeronave… Es de muy mala suerte” me dijo.

 A pesar de formar parte de las tradiciones y mística cultural de los aviadores y tal como se mencionó al principio, en lo personal pienso que todas estas creencias no tienen un fundamento racional, principalmente si abordamos de manera objetiva el tema de los accidentes e incidentes desde el punto de vista científico y no sobrenatural… Pero por si acaso, tengo una herradura en la oficina y nunca dejo en tierra mi medallita de San Judas Tadeo._

focus_effect_1421641760204

 

Te puede interesar: https://mundo.sputniknews.com/orientemedio/201510211052742537-fotos-vuelo-rituales-pilotos-rusos-siria/

B7.

______________________

– Texto original resumido de diversas fuentes de internet por B7, vía Mario A.

– Imágenes 1, 2 , 3 obtenidas de diversas fuetnes en internet por B7. vía Mario A.

– Imagen 4, original de B7.