La Visita del Caza Huracanes.

Al empezar a escribir estas líneas, me he dado cuenta de lo rápido que pasa el tiempo… Recuerdo que hace ya varios años, cuando inicié la fase de vuelo por instrumentos, mis instructores me decían: “Nosotros por preparamos para volar en cualquier condición meteorológica, pero siempre que podamos, vamos a evitar volar en mal clima”; Esas palabras han venido acompañándome a lo largo de mi carrera, hasta el día de hoy, cuando tuve la oportunidad de conocer a un singular grupo de personas que conforman la tripulación de vuelo del avión “Caza huracanes”.  

Ellos pertenecen al  “53rd Weather Reconnaissance Squadron”, conocidos como los “Caza Huracanes” del Comando de Reserva de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (AFRC),  quienes poseen una larga trayectoria de vuelo al interior de tormentas tropicales y huracanes desde 1944.  Actualmente cuentan con 10 aeronaves Lockheed-Martin WC-130J y sus tripulaciones son parte de la “403rd Wing”, estacionada en la Base Aérea de Keesler, Mississipi.  Normalmente la tripulación de cada una de estas aeronaves esta compuesta por: el piloto, copiloto, navegante y dos oficiales meteorólogos.

A pesar de formar parte del AFRC, estos trabajan apoyando a la “Marine and Aviation Office” de la  “National Oceanic and Atmospheric Administration” (NOAA por sus siglas en inglés), asimismo tienen como misión primaria la realización de misiones de vuelo de reconocimiento en tormentas tropicales, con el fin de poder predecir la trayectoria y características de estas.

Según declaraciones del Director del Centro de Huracanes,  hechas días atrás, el motivo del viaje es instar a las autoridades y pobladores de la región a prepararse para la próxima temporada de huracanes que comenzará el 1º de Junio, siendo los países a visitar: Bermuda, México (Mazatlán y Mérida), El Salvador, Antigua y Puerto Rico.

* * *

El pasado 10 de marzo se anunció la visita del “Caza Huracanes” a nuestro país, fue desde entonces que comenzó la espera y la curiosidad de poder observar de cerca la aeronave y conversar con su tripulación.  

 Exactamente a las 1152 horas del día 24 de Marzo, la aeronave WC-130J número de cola 5304 (97-5304) tocó por primera vez tierra en nuestro país, al aterrizar en la pista 15 del Aeropuerto Internacional de Ilopango (MSSS), no sin antes haber realizado un pase bajo sobre la trayectoria de la pista activa.   A diferencia de un vuelo normal de reconocimiento, en esta ocasión viajaron en su interior veintidós pasajeros, entre miembros de la tripulación y personal directivo y técnico del NOAA, quienes después de ser recibidos con una calurosa bienvenida, dieron una conferencia de prensa, para luego disfrutar de un almuerzo consistente en platillos típicos en el comedor de oficiales de la Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS).

Aproximadamente a partir de las 1330 horas inició la apertura de la aeronave al público, entre ellos personal de la FAS, SNET, noticieros locales, alumnos de la Escuela de Aviación Militar, Universidad Don Bosco, Escuela Técnica de Aviación Militar y al menos 25 centros escolares quienes al final de la jornada contabilizaron alrededor de 1,200 personas entre niños, jóvenes y adultos.

 A mitad de la tarde tuve la oportunidad de visitar a la aeronave y su tripulación. El tour dio inicio al ingresar  por la compuerta de caga del avión, directamente hacia las dos estaciones meteorológicas, donde se nos explicó el proceso de medición y evaluación de las condiciones al interior de una tormenta, asimismo el proceso de transmisión de datos vía satélite hacia el Centro de Operaciones en Miami.  Cada misión tiene una duración de al menos 8 horas, en las cuales los pilotos establecen una ruta de vuelo al interior del huracán, nivelados a 10,000 pies (altitud que puede variar), mientras están funcionando los equipos y sensores instalados en el avión; en caso de ser necesario la tripulación puede lanzar algunas sondas descartables con un pequeño paracaídas, las cuales transmiten información de presión barométrica y temperatura durante su caída. 

 Normalmente hasta ahí terminaría la visita a la aeronave, pero tuve la oportunidad de poder ingresar a la cabina e intercambiar algunas palabras con los pilotos.

La cabina de esta aeronave no se compara a ningún otro C-130 que haya visitado antes: Glass cockpit,  HUD para el piloto y copiloto y algunas otras comodidades que incluyen una mini-cafetería. A pesar contar con tanto equipo y tecnología instalada , el vuelo en tormentas y huracanes se realiza de forma manual, debido a que las fuerzas generadas por la turbulencia excede el control del piloto automático.

Otras características notables que diferencian a esta versión de C-130 de los demás, son: motores mas potentes, hélices de seis palas (cuya forma proporciona un mayor arrastre), tanques auxiliares de combustible bajo las alas y otras modificaciones estructurales menores. 

  No puedo mentir, al decir que al final de la visita quedé fascinado con la misión que desempeñan estas personas, asimismo con la amabilidad y buena disposición con que fuimos atendidos.      

Aproximadamente a las 0900 horas del día 25 de Marzo, alzó vuelo el “Caza Huracanes” enfilándose con rumbo noreste, con destino a Antigua, en el Caribe; No nos queda más que desearles un feliz viaje y buena suerte en su labor, hasta próxima y buen vuelo!!!

____________________________

1.- Créditos del artículo y fotografías: B7 vía Mario A.

2.-Fuentes consultadas:

      a.-  http://www.noaa.gov

      b.-  http://www.hurricanehunters.com