TACA adquiere simulador de vuelo.

 La aerolínea invirtió $15 millones en la primera fase de su Centro de Capacitaciones de Vuelo que entrenará a sus tripulantes y a los de otras aerolíneas de América. Este año se adiestrarán a 578 pilotos.

La realidad no puede ser más exacta dentro del simulador de vuelo A320 de TACA. La sensación del despegue, la vista panorámica e incluso las turbulencias hacen sentir que se viaja en un avión real.

Todo es exacto: pistas de aterrizaje con hielo, tormentas de nieve, y un iluminado aeropuerto de Nueva York al anochecer se pueden apreciar en los diferentes panoramas que presenta el simulador en el que TACA invirtió $12 millones.

“Es una maravilla del mundo moderno. Estamos en el filo de la tecnología a nivel mundial”, afirmó Roberto Kriete, presidente de la junta directiva Avianca-TACA.

 El simulador cuenta con la certificación de operación de la Autoridad de Aviación Civil de El Salvador, de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), y de la Agencia de Seguridad de Aviación Europea (EASA), bajo la normativa STD-1A (Synthetic Training Devices). Esta normativa es la que deben seguir las certificaciones que están bajo lineamientos de la autoridad de aviación europea.

“Nuestro simulador cuenta con lo más avanzado en tecnología, incluso sobrepasando los estándares regulatorios, y es el primer simulador de vuelo certificado bajo la normativa europea, afuera de Europa”, indicó el empresario salvadoreño.

René Rodríguez, director de Aviación Civil de El Salvador, afirmó que el país es el pionero en la región con el simulador. “Somos el primer y único país en la región que tiene certificado su aeropuerto principal y ahora tenemos el gusto de ser los primeros en inaugurar un simulador de vuelo en la región”, dijo Rodríguez.

Proyecto en la mira 

El simulador que inauguró ayer TACA forma parte de la primera etapa del Centro de Capacitaciones de Vuelo. La aerolínea ha invertido un total de $15 millones en el Centro. Este año se capacitarán a 578 pilotos: 510 de TACA y 68 de la aerolínea Volaris.

“Un piloto bien entrenado es la mayor garantía para un vuelo”, destacó por su parte Jorge Solares, vicepresidente de operaciones de la compañía.

El presidente de la junta directiva Avianca-TACA dijo que esperaría que el Centro de Capacitación esté concluido para finales de este año o a principios de 2011. Parte del entrenamiento que se impartirá incluye a los sobrecargos, y se instalará una piscina para que practiquen cómo reaccionar en el evento que haya un acuatizaje. “Lo que queremos es ir creciendo y que esto se convierta en una cuasi universidad tecnológica en términos de aviación”, señaló Kriete.

El ejecutivo no descartó que a largo plazo se puedan comprar más simuladores de vuelo.

Marco Artero, gerente de entrenamiento corporativo de la aerolínea destacó que tener instalado un simulador propio le permitirá a la compañía ahorrarse alrededor de $1.5 millones al año. Esto debido a que ya no se pagarán a otras compañías para que capaciten a sus pilotos.

Una hora de entrenamiento en un simulador cuesta $400 la hora, e incrementa $50 si se requiere un instructor. Una sesión de simulador dura cuatro horas. El simulador puede entonces utilizarse para seis sesiones diarias; una es de mantenimiento y cinco de capacitación.

De ahí que su capacidad total es de aproximadamente 7,000 horas al año. “Esto permite prestar servicio a clientes externos, por ejemplo Volaris, y apoyar el retorno de la inversión realizada”, afirmó la compañía.

TACA continuará en la búsqueda de más certificaciones: el próximo paso es certificar la escuela como TRTO, lo que permitirá dar entrenamientos iniciales para habilitación de tipo, bajo la normativa europea JAA FCL. La habilitación de tipo se refiere a la certificación de un piloto para volar un tipo específico de aeronave, por ejemplo un A-320, a través del cumplimiento de los entrenamientos requeridos. A la fecha, no existe ninguna escuela certificada como TRTO bajo normativa europea, fuera de la comunidad europea.

http://www.youtube.com/watch?v=rydH8_b40mA

Video: elsalvador.com, texto e imágenes: LPG, vía Henry B.

Mario._